Reflexiones Bíblicas. Febrero 2011

Red Ecuménica Bíblica Dominicana (REBIDOM)

C/ 3 No. 9. El Milloncito, Sabana Perdida. Santo Domingo Norte. Rep. Dominicana

Tel/fax. 809-568-8560. E-mail: rebido@gmail.com, rebido07@yahoo.es 

http://www.redbiblicadominicana.wordpress.com

Reflexiones bíblicas semanales. Febrero 2011

 

 

USTEDES SON LA LUZ DEL MUNDO (A5ºO. 1-6/2/11)

 

INTRODUCCIÓN: Nos reunimos como hermanos y hermanas porque formamos parte de una de fe y compromiso que está llamada a ser sal y luz en medio de nuestros sectores, y de nuestros campos. Como comunidad de fe comprometida queremos colaborar a construir un Proyecto salvador y liberador en el cual debemos colaborar con todas nuestras fuerzas. Ese proyecto necesita también momentos de celebración y de fiesta. Por eso nos reunimos, como familia, como hermanos y hermanas, para celebrar la presencia de Jesús entre nosotros y nosotras.

 

Lect. Primer Testamento: Isaías 58,7-10. Compartirás tu pan con el hambriento

 

Introducción L.P.T:  El tercer Isaías (caps. 55-66) realizó su misión profética en el pueblo de Israel cuando éste regresó del exilio de Babilonia hacia el año 537 a.C. En medio de una situación social difícil, puesto que al regresar del exilio todo el país estaba en ruinas, el profeta invita a los seguidores de Dios a realizar una serie de acciones en beneficio de los/as hermanos/as más nece­sitados/as.

            Mientras muchos/as creyentes estaban muy preocupados/as en hacer ayu­nos, con el fin de agradar a Dios, el profeta les invita a realizar acciones de solidaridad en favor de los pobres, oprimidos y necesitados. De esta manera se presentarán como una luz en medio de la situación desastrosa de su pueblo.

 

Texto:   Compartirás tu pan con el hambriento, los pobres sin techo entrarán a tu casa, vestirás al que veas desnudo y no volverás la espalda a tu hermano. En­tonces tu luz surgirá como la aurora y tus heridas sanarán rápidamente. Tu recto obrar marchará delante de ti y la Gloria de Yahvé te seguirá por detrás. Entonces, si llamas a Yahvé, responderá. Cuando lo llames, dirá: `Aquí estoy.’

      Si en tu casa no hay más gente explotada, si apartas el gesto amenazante y las palabras perversas; si das al hambriento lo que deseas para ti y sacias al hombre oprimido; brillará tu luz en las tinieblas, y tu oscuridad se vol­verá como la claridad del mediodía.

 

Salmo de hoy: Yo tengo fe en el mundo de justicia que ya empieza a despertar

 

  1. 1.      Yo tengo fe que todo cambiará, que triunfará por siempre el amor. Yo tengo fe que siempre brillará; la luz de la esperanza no se apagará jamás.
  2. 2.      Yo tengo fe, yo creo en el amor; yo tengo fe, también mucha ilusión; porque yo sé, será una realidad, el mundo de justicia que ya empieza a despertar.
  3. 3.      Yo tengo fe; la gente cantará. Una canción de amor universal. Yo tengo fe, será una realidad; el mundo de justicia que ya empieza a despertar.

 

Lect. Evangélica: Mateo 5,13-16. Ustedes son la sal de la tierra y la luz del mundo

 

Introducción L. Ev.: Jesús invita a sus discípulas y discípulos a ser sal de la tierra y luz del mundo. Al mismo tiempo les invita a estar atentos/as para no perder el sabor, para no perder su propia identidad de cristianos/as. El compromiso de ser luz, en medio de las tinieblas del mundo, exige realizar acciones concretas de amor y de solidaridad en beneficio de los/as hermanos/as más necesitados/as. Y al contemplar estas obras buenas los hombres y mujeres podrán glorificar y alabar al Padre que está en los cielos.

 

Texto: En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos y discípulas: “Ustedes son la sal de la tierra. Y si la sal se vuelve desabrida, ¿con qué se le puede devolver el sabor?  Ya no sirve para nada sino para echarla a la basura o para que la pise la gente.

      Ustedes son luz para el mundo. No se puede esconder una ciudad edificada sobre un cerro. No se enciende una lámpara para esconderla en un tiesto, sino para ponerla en un candelero a fin de que alumbre a todos los de la casa. Así, pues, debe brillar su luz ante los hombres, para que vean sus buenas obras y glorifiquen al Padre de ustedes que está en los Cielos”.

 

 PARA EL DIALOGO COMUNITARIO

 

1.   ¿Por qué no debemos dar la espalda a la hermana o al hermano?

  1. 2.    ¿Por qué Jesús nos pide que seamos luz?

 

1. No dar la espalda al hermano    

            Los/as judíos que regresaban desde el exilio de Babilonia tenían la tentación que tienen muchos/as creyentes en el día de hoy: hacer una religión que promueva una relación con Dios en donde quede excluida la relación con el hermano y la hermana. Este tipo de religión es mucho más fácil. Por esto el profeta Isaías III declara a sus compatriotas, de una forma valiente y decidida, que no pueden relacionarse con Dios, dando la espalda a su hermano o hermana necesitados. Y es que ser discípulos/as de Dios, supone y exige una relación de armonía y de solidaridad con los/as hijos/as del mismo Padre.

            El otro o la otra no deben ser considerados como un cualquiera, sino como un hermano, como una hermana. Y darle la espalda al hermano o a la hermana es dársela al mismo Dios. Y es que todo padre o toda madre sufren cuando ven que sus hijos no se llevan bien.

            Como comunidad jesuánico-cristiana debemos entender bien el mensaje que nos deja la lectura de Is 58,7-10: no se puede ser creyen­te, dándole la espalda a los hermanos y a las hermanas, cerrándose en su propia carne como dice la primera lectura de hoy. Sólo desde una comunidad solidaria, que comparte lo que tiene y lo que es, se puede vivir la fe de una forma auténtica (Hch 2,42-47).    

 

2. Ser sal y ser luz

            Jesús usó una imagen muy iluminadora para definir la misión de sus discípulos y discípulas: ser sal y ser luz. Por lo demás sabemos que un poco de sal puede dar sabor a toda una olla de comida, y una buena luz puede iluminar a toda una casa.

            Jesús tuvo la conciencia de que no serían demasiadas las personas que le seguirían; por eso, comparó a su comunidad con el grano de sal que da sabor a toda una comida. También lo definió como “mi pequeño rebaño”

            Nos toca ser luz en medio de grandes situaciones de oscuridad. San Juan en su Evangelio nos dice como muchas veces los seres humanos preferimos apartarnos de Jesús, que es la luz, y nos quedamos en el mundo de las tinieblas: “Porque la luz llegaba al mundo, la luz verdadera que ilumina a todo hombre… Vino a su propia casa y los suyos no lo recibieron…” (Jn 1,9-11). Pero aunque esa luz no sea recibida por muchos (as), ella sigue realizando su trabajo iluminador, porque “la luz brilla en las tinie­blas y las tinieblas no pudieron vencer la luz” (Jn 1,5).

            Ser luz significa dar buenas obras de amor y de justicia. Llevando un estilo de vida así estamos dando gloria al Padre que está en los Cielos, que quiere nuestro bien y nuestra felicidad.

 

Para la oración de las y los participantes

  1. 1.    Para que los/as jesuánico-cristianos/as, como la sal con los alimentos, estemos siempre dentro del mundo como luz y no nos aislemos. Roguemos al Señor.
  2. 2.    Para que, como la sal, demos sabor a lo que nos rodea.
  3. 3.    Para que la Palabra que proclama cada comunidad de fe vaya acompañada por su testimonio y su compromiso con la causa de la justicia.

 

Oración final: Dios Madre nuestra y Padre nuestro, que por medio de Jesús nos has invitado a proclamar la Buena Nueva que él nos trajo; haz que los/as cristianos/as hagamos valer socialmente los valores del Evangelio en los/as que creemos, para que a nuestros/as hermanos/as les sea más fácil reconocer la presencia que ya tú tienes en todos/as ellos/as y así cumplamos con el mandamiento que nos dejó tu hijo de ser sal y  luz de la tierra. Por el mismo Jesucristo, nuestro compañero de camino. Amén.

ESCOGER EL CAMINO DE LA VIDA DIGNA (A6°O. 7-13/2/2011)

Introducción: Como seres humanos peregrinos tenemos que escoger cada día si vivimos bajo el dominio y el poder de los grupos dominantes de nuestra sociedad o si decidimos asumir un compromiso de transformación y recorrer el camino de la libertad comunitaria y social que nos conduce a la construcción de una vida digna, de una vida plena.

En ese camino de construcción de nuestra libertad la meditación de la Palabra salvadora de Jesús se convierte en luz para la vida cotidiana. 

 

Lect. Primer Testamento: Eclo 15,16-21. Escoger entre la vida y la muerte

 

Introducción L.P.T: El autor del libro del Eclesiástico expresa su fe en una divinidad que creó al ser humano al que dejó en libertad para escoger en el camino de la vida o de la muerte. Sin embargo espera que cada persona el camino que conduce a la vida plena, a la vida digna.

 

Texto: Fue Yahvé quien al principio hizo al ser humano, y le dejó en manos de su propia voluntad. Si tú quieres, guardarás los mandamientos; permanecer fiel es cosa tuya.

El te ha puesto delante fuego y agua, a donde quieras puedes llevar la mano. Ante los seres humanos está la vida y la muerte, lo que prefiera cada cual, se le dará.

Qué grande es la sabiduría de Yahvé; fuerte es su poder, todo lo ve. Sus ojos están sobre quienes le toman en cuenta; él conoce todas las obras del ser humano. A nadie ha mandado a ser malvado; a nadie ha dado licencia para pecar.

 

Salmo de hoy: Mano con mano vamos; codo con codo andamos, por el camino nuevo de la liberación.

  • ·         A defender nuestra tierra del voraz opresor, que nos quita el abrigo, que nos roba el sudor.
  • ·         A sembrar nuestros campos con semillas de historia; mártires de estas tierras son la resurrección.
  • ·         Al Jesús de los mil rostros, que camina con su pueblo, le ofrecemos las manos por la liberación.

 

Lect. Evangélica: Mt 5,17-37. La justicia del nuevo proyecto de vida

 

Introducción L. Ev.: En el texto que leemos hoy Jesús da a sus discípulos y discípulas varias recomendaciones para vivir una vida justa y solidaria. Todo lo enmarca dentro del Proyecto nuevo de vida que llamó “Reino de los Cielos”. Este proyecto está fundamentado en valores relacionales como el perdón, la atención a cada hermano, a cada hermana, la generosidad y la práctica religiosa coherente.

 

Texto:   En  aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulas y discípulos: Les digo que si su justicia no es mayor que la de los escribas y fariseos, no entrarán en el Reino de los Cielos.

Si, pues, al presentar tu ofrenda en el altar te acuerdas entonces de que una hermana o un hermano tuyo tiene algo que reprocharte, deja tu ofrenda allí, delante del altar, y vete primero a reconciliarte con tu hermano; luego vuelves y presentas tu ofrenda.

Han oído que se dijo: “Ojo por ojo y diente por diente”. Pues yo les digo, que no resistan al mal; antes bien, al que te abofetee en la mejilla derecha preséntale también la otra; al que quiera pleitear contigo para quitarte la túnica, déjale también el manto; y al que te obligue a andar un kilómetro, vete con él o ella dos. A quien te pida dale, al que desee que le prestes algo no le vuelvas la espalda.    

 

   

 

  PARA LA REFLEXION COMUNITARIA, FAMILIAR O PERSONAL

¿Cuál es la libertad que conduce al camino de la vida digna?

¿Cómo vivir la justicia que hace posible el surgimiento del Proyecto de Vida Digna?

 

 

 

 

  1. 1.       La libertad que conduce al camino de la vida

 

            La lectura del Eclesiástico nos presenta una realidad humana fundamental que hace relación al sentido de la vida y de nuestras actuaciones en la vida cotidiana: la posibilidad real de escoger el camino de la vida plena o el camino de la muerte.

Un problema fundamental es que mucha gente no tiene conciencia de la libertad que tiene para escoger el camino de la vida o el camino de la muerte. Sólo cuando desarrollamos esa conciencia moral, ética y ciudadana estamos en capacidad de hacer decisiones que comprometan la vida y la existencia toda.

            El libro del eclesiástico está planteando la libertad humana como una capacidad para escoger entre el camino de la vida o el camino de la muerte, el camino de la construcción de una vida familiar, comunitaria y popular fundamentada en los valores del amor, la justicia y la solidaridad o una vida orientada por el egoísmo que impide reconocer a la otra persona y sus necesidades fundamentales.

La vida sabia está en escoger el camino de la vida plena.

           

  1. 2.       La justicia que hace posible el surgimiento del Proyecto de Vida Digna

 

            Jesús, hablando a sus discípulos y discípulas les señala que si justicia no es mayor que la de los escribas y fariseos no han entrado en la dinámica del Proyecto de Vida Digna, que, según el evangelio de Mateo, Jesús le llamaba “Reino de los Cielos”, y según los demás evangelistas: Marcos y Lucas, “Reino de Dios”.

Jesús conoce la vida de los escribas y fariseos. Es un grupo de personas que han se han convertido en maestros de la gente. Sin embargo es gente criticada por Jesús por ser hipócritas, por tener una práctica de vida muy alejada de sus prédicas y propuestas. Las discípulas y discípulos de Jesús están llamados y llamadas a asumir una nueva forma de ver la vida y los acontecimientos.

            Un elemento que caracteriza el proyecto de vida digna que propone Jesús es la vivencia y la práctica de la Justicia, del perdón y la solidaridad. Estos tres valores deben fundamentar la práctica cotidiana de las y los discípulos de Jesús.

 

 

Para la oración de las y los participantes:

 

  • ·         Para que sepamos escoger el camino que conduce a la vida plena. Roguemos.
  • ·         Para que la justicia y la solidaridad sean el fundamento de nuestras relaciones cotidianas. Roguemos.
  • ·         Para que mostremos coherencia entre nuestras creencias, nuestro discurso y nuestras prácticas cotidianas.

 

Exhortación final: Hemos recibido del MAESTRO  la invitación a fundamentar nuestra vida en los valores de la libertad, la justicia y la solidaridad. Ese es el camino que conduce a la vida plena y al compromiso con la transformación de nuestro entorno familiar, comunitario y nacional.

 

AMARAS A TU PROJIMO/A MAS QUE A TI MISMO/A (A7°O. 14-20/2/2011).

 

Introducción: Jesús propone una nueva forma de relacionarse entre los seres humanos fundamentada en el valor del amor que permite establecer relaciones de confianza, cercanía, y respeto con todos los seres humanos del entorno.

Ese nuevo estilo de vida se caracteriza por la solidaridad con el hermano o hermana más empobrecido y excluido. Es, por tanto, un amor que devuelve la dignidad a quien la sociedad o la comunidad han excluido. 

 

Lect. Primer Testamento: Lv 19,1-2.17-18.  No oprimirás a tu prójimo.

 

Introducción L.P.T: En el texto del libro del Levítico que leemos se presenta al dios Yahvé hablando con Moisés y dando a través de él normas de comportamiento para el pueblo de Israel.  Entre las recomendaciones les invita a buscar la mejora continua de la persona y la sociedad, mediante la solidaridad con las y los oprimidos y excluidos.

 

Texto: Habló Yahvé a Moisés, diciendo: Habla a toda la comunidad de las hijas e hijos de Israel y diles: “Sean santas y santos, porque yo, Yahvé, su Dios, soy santo”.

Cuando recojan sus cosechas de trigo no lo cortarán hasta la última esquina de tu tierra. Tampoco recogerás de tu huerto los frutos caídos; los dejarás para el pobre y el forastero.

No oprimirás a tu prójimo, no lo despojarás. No retendrás el salario del jornalero hasta el día siguiente.

No odies en tu corazón a tu hermano o hermana, pero corrige a tu prójimo para que no te cargues con pecado por su causa. No te vengarás ni guardarás rencor contras los hijos e hijas de tu pueblo. Amarás a tu prójimo como a ti mismo, como a ti misma.

 

Salmo de hoy: Feliz la gente que vive y que siente en su vida el amor

 

  • ·         Los que tienen y nunca se olvidan a otras personas les falta; quienes nunca usaron la fuerza, sino la razón; quienes dan una mano y ayudan a quienes han caído.
  • ·         Quienes ponen en todas las cosas amor y justicia, quienes nunca sembraron el odio, tampoco el dolor, quienes dan  no piensan jamás en su recompensa.
  • ·         Quienes son generosos/ y dan de su pan un pedazo; quienes siempre traban pensando en un mundo mejor; quienes están liberados y liberadas de todas sus ambiciones.

 

Lect. Evangélica: Mt 5,38-48. Un amor que no tiene límites

 

Introducción L. Ev.: Jesús propone a sus discípulos y discípulas una nueva ética para el comportamiento. Esa nueva ética está fundamentada en el mandamiento nuevo del amor, que llega incluso a buscar el bienestar de quienes nos odian, nos persiguen o buscan hacernos daño.

 

Texto: En  aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulas y discípulos:   Han oído que se dijo: “Amarás a tu prójimo y odiarás a tu enemigo”.  Pues yo les digo: Amen a sus enemigos y enemigas y rueguen por las y los que le persigan, para que sean hijas e hijos de su Padre celestial, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y llover sobre personas justas e injustas. Porque si aman a las y los que les aman, ¿qué recompensa van a tener? ¿No hacen eso mismo también la gente sin fe? Ustedes, pues, sean perfectos y perfectas como es perfecto su Padre celestial.                                            

                                          

        

      PARA LA REFLEXION COMUNITARIA, FAMILIAR O PERSONAL

 

1.  ¿Por qué el mandamiento nuevo del amor exige nuevas relaciones laborales?

2. ¿Por qué el mandamiento del amor no establece límites de personas?

 

 

  1. 1.      Relaciones laborales fundamentadas en la justicia y el respeto

 

            La comunidad judía recordaba como un elemento fundamental de su historia que había estado esclavizada en Egipto, tierra de la esclavitud y la opresión, y que había sido liberada de allí por medio de la organización, popular, y el liderazgo de Moisés con la ayuda del dios Yahvé.

Ese pueblo que recordaba que sus antepasados habían salido de la tierra de la esclavitud tenía la tentación de establecer entre ellos y ellas las mismas situaciones de opresión e injusticia que se habían vivido en Egipto.

            El pueblo de Israel había construido un estado tribal descentralizado, en donde el poder estaba repartido y descentralizado y en donde la producción agrícola estaba al servicio de las necesidades de la familia. Ese proyecto de una sociedad justa se fue debilitando por la implantación de la monarquía. Es por eso que los profetas se convierten en una conciencia crítica que recuerdan a gobernantes y a patrones que no deben reproducir las relaciones de opresión y de dominio que habían existido en la esclavitud de Egipto. Por eso el tratar bien a las y los obreros o compartir con los más empobrecidos los frutos de la cosecha se consideró un signo de una vida religiosa comprometida.

            Hoy, como ayer, en nuestra tierra siguen existiendo unas relaciones laborales injustas. Los patrones, por lo general, se quedan con la mayor parte del sudor obrero, sin que los salarios puedan cubrir las necesidades fundamentales de las personas asalariadas. Es por eso que las palabras del Levítico y la invitación a liberarse de las situaciones de opresión e injusticia siguen teniendo toda su validez para el día de hoy.

 

  1. 2.      Un mandamiento que no tiene límites

 

            Mientras que muchas religiones hacen consistir sus prácticas en ritos vacíos, la propuesta de Jesús está basada en el mandamiento nuevo del amor sin límites. El amor de puertas abiertas se convierte entonces en un distintivo de quienes se ponen en la escuela de Jesús.

            Ya que el amor jesuánico-cristiano no tiene límites se expresa en el cariño, el respeto y la solidaridad con quien está cerca, pero también con quien está lejos, o con quien tiene dificultades con nosotros o nosotras o con quien hemos tenido conflictos, o quien nos ha herido y nos ha hecho mal, sea intencionalmente o no.

            Un rasgo del amor propuesto por Jesús es que establece una nuevas relaciones con quien son nuestros enemigos o adversarios. Es un amor que busca ayudar a cambiar el opresor, a quien nos hace daño. Esto requiere nuevas estrategias para ayudar a esas personas a reconocer su error, a cambiar y así establecer nuevas relaciones humanas a los diferentes niveles: familiar, comunitario, social.

 

Para la oración de las y los participantes:

 

  • ·         Para que seamos capaces de trabajar por el establecimiento de relaciones laborales justas y solidarias. Roguemos.
  • ·         Para que podamos amar a todas las personas sin distinción de edad, sexo o cultura. Roguemos.
  • ·         Para que sepamos superar los límites y condicionamientos personales y sociales en la demostración de nuestro amor a todas las personas y en especial a las y los más débiles y excluidos sociales. Roguemos.

 

 

Exhortación final: Hemos recibido la invitación a establecer relaciones de amor a los diferentes niveles; tanto en las relaciones interpersonales, como en las relaciones laborales. Se trata de un amor sin límites que da un nuevo sentido a la vida y al caminar.

Servir a la causa de la justicia y no a los acaparadores del poder y del dinero (A8ºO. 21-28/2/2011).

 

Introducción: En la reflexión bíblica de esta semana se nos invita a tomar conciencia del proyecto de vida y de justicia en el que estamos envueltos/as, como expresión de nuestro compromiso con el Proyecto ético-político propuesto en el evangelio de Jesús.

Que esta celebración y la Palabra que inspirará nuestro diálogo nos fortalezcan en la tarea de la re-construcción de la esperanza, en medio de una sociedad en la que hay tantas personas necesitadas de referente ético y de compromiso con la causa de los sectores más excluidos y empobrecidos.

 

Lect. Primer Testamento: Isaías 49,13-19. La alegría por el regreso a la tierra

 

Introducción L.P.T:   En el contexto de la vuelta de un grupo de judíos y judías, que estaban desterrados en Babilonia, a la tierra de Palestina, el profeta Isaías, hablando en nombre del Dios Yavé, invita a las y los habitantes de Jerusalén (Sión), así como al cielo y a la tierra a alegrarse porque con el retorno de los/as desterrados/as ha comenzado una nueva etapa en la vida del pueblo. Esta vuelta es considerada por el pueblo como una demostración de la intervención y de la fidelidad de su Dios.

 

Texto: ¡Cielo, grita de alegría! ¡Tierra, llénate de gozo! ¡Montañas, lancen gritos de felicidad! Porque el Señor ha consolado a su pueblo, ha tenido compasión de él en su aflicción.

            “Sión decía: ‘El Señor me abandonó, mi Dios se olvidó de mí.’ Pero ¿acaso una madre olvida o deja de amar a su propio hijo o a su propia hija? Pues aunque ella la o lo olvide, yo no te olvidaré.

Yo te llevo grabada en mis manos, siempre tengo presentes tus murallas. Los que te reconstruyen van más de prisa que los que te destruyeron; ya se han ido los que te arrasaron.

            Levanta los ojos y mira alrededor, mira cómo se reúnen todos y todas y vuelven hacia ti.  “Yo, el Señor, juro por mi vida que todos ellos serán como joyas que te pondrás, como los adornos de una novia.

            Tu país estaba en ruinas, destruido, arrasado; pero ahora tu territorio será pequeño para tus habitantes. Los que te destruyeron están lejos.

            Los hijos que dabas por perdidos te dirán al oído: ‘Este país es demasiado pequeño para nosotros y nosotras; haznos lugar para vivir.’

            Y tú dirás en tu interior: ‘ ¿Quién me ha dado estos hijos e hijas? Yo no tenía hijos ni hijas, ni podía tenerlos/as; estaba desterrada y apartada, ¿quién los/as crió? Me habían dejado sola, ¿de dónde vinieron?’ ”

            El Señor dice: “Voy a dar órdenes a las naciones; voy a dar una señal a los pueblos para que traigan en brazos a tus hijos, y a tus hijas las traigan sobre los hombros

 

  • ·         Salmo de hoy: Yo volverá a cantar al amor y a la esperanza

 

  1. 1.    Cuando los fríos se acerquen, las flores se morirán; pero con la primavera renacerán.
  2. 2.    Quizás me veas llorar, cuando un amigo se va; la muerte lleva a los míos, pero sé que volverán.
  3. 3.    Quizás me veas sufriendo por amor a los demás; quizás me veas gritando que el pobre no tiene pan.

 

Lect. Evangélica: Mateo  6,24-34. Busquen el Reino y la Justicia y se les darán también las demás cosas

 

Introducción L. Ev.: En el evangelio que leemos hoy, como parte del llamado “sermón del monte”, Jesús da unas instrucciones ético-políticas importantes para la vida y la praxis de sus discípulos y discípulas. En medio de una sociedad en la que las riquezas se habían convertido en una divinidad para muchas personas, se invita a las y los seguidores del evangelio jesuánico-cristiano a enrolarse en la construcción de un proyecto de sociedad en donde las necesidades básicas de las personas estén satisfechas, y en donde la preocupación por las necesidades cotidianas no impidan la lucha por satisfacer el hambre de justicia, equidad y solidaridad que están en lo profundo del corazón humano.

           

Texto:   En aquel tiempo decía Jesús a sus discípulos y discípulas: “Nadie puede servir a dos amos, porque odiará a uno y querrá al otro, o será fiel a uno y despreciará al otro. No se puede servir a Dios y a las riquezas.

“Por lo tanto, yo les digo: No se preocupen por lo que han de comer o beber para vivir, ni por la ropa que necesitan para el cuerpo. ¿No vale la vida más que la comida y el cuerpo más que la ropa? Miren las aves que vuelan por el aire: no siembran ni cosechan ni guardan la cosecha en graneros; sin embargo, el Padre de ustedes que está en el cielo les da de comer. ¡Y ustedes valen más que las aves! En todo caso, por mucho que uno se preocupe, ¿cómo podrá prolongar su vida ni siquiera una hora?

“¿Y por qué se preocupan ustedes por la ropa? Fíjense cómo crecen los lirios del campo: no trabajan ni hilan. Sin embargo, les digo que ni siquiera el rey Salomón, con todo su lujo, se vestía como uno de ellos. Pues si Dios viste así a la hierba, que hoy está en el campo y mañana se quema en el horno, ¡con mayor razón los vestirá a ustedes, gente falta de fe! Así que no se preocupen, preguntándose: ‘¿Qué vamos a comer?’ o ‘¿Qué vamos a beber?’ o ‘¿Con qué vamos a vestirnos?’ Todas estas cosas son las que preocupan a los paganos, pero ustedes tienen un Padre celestial que ya sabe que las necesitan. Por lo tanto, pongan toda su atención en el reino de los cielos y en hacer lo que es justo ante Dios, y recibirán también todas estas cosas. No se preocupen por el día de mañana, porque mañana habrá tiempo para preocuparse. Cada día tiene bastante con sus propios problemas.

 

PARA EL DIALOGO COMUNITARIO

 

  1. 1.      ¿Cómo no preocuparse por el alimento y por las necesidades básicas de cada día?
  2. 2.      ¿Cómo buscar el Reino de Dios y la justicia?

 

  1. 1.      La preocupación por el alimento y las necesidades de cada día

 

            Quien lea el evangelio de hoy con ojos críticos descubrirá que se está proponiendo algo que es necesario entenderlo en su justo sentido, pues se presta a malas interpretaciones. Jesús habla de no preocuparse demasiado por el alimento diario, ni por el vestido, pues así como Dios alimenta y viste a las aves del cielo, así mismo lo hará con las personas.

         La recomendación de Jesús creemos que debe ser entendida en el marco de su invitación a no imitar a aquellas personas que han hecho de las riquezas su Dios y viven preocupados excesivamente por el alimento y la ropa de cada día.

            A las mayorías empobrecidas de nuestros países caribeños y latinoamericanos no podemos decirles que no se preocupen del alimento diario y de las necesidades básicas, porque una divinidad se encargará de buscarles el alimento. De hecho ni siquiera las aves del cielo comen si no se buscan lo necesario para sobrevivir. 

            En una situación de crisis alimentaria a nivel de nuestros países caribeños y latinoamericanos y del mundo entero, la preocupación por el alimento se convierte en un compromiso de cada día. La invitación de Jesús podríamos entenderla en el sentido de que es necesario preocuparse, en primer lugar, por las causas que provocan la acumulación de los bienes y de los alimentos en pocas manos, que obliga a muchas personas a trabajar cada vez más para obtener los mismos alimentos para ellas y sus familiares.

 

  1. 2.      La búsqueda del Proyecto de Vida y la satisfacción de las necesidades básicas

 

            Jesús invita a sus seguidores y seguidoras a enrolarse en el Proyecto de vida en plenitud que él llamó, según la cultura de su tiempo, “Reino de Dios”.

A quienes habían hecho de la vida religiosa un proyecto en el que el ser humano no tenía que asumir responsabilidades, pues se creía que todo lo hacía la divinidad, se les invita a involucrarse en un proyecto, que es don, pero que es, sobre todo, tarea cotidiana de construcción y de lucha esforzada.

            Quienes no se han dejado seducir por las divinidades del dinero y del poder, sino que intentan construir una sociedad de hermanos y hermanas, en donde se pueda vivir con dignidad, saben que como consecuencia de las luchas comunitarias por conseguir mejores condiciones de vida también ellos y ellas pueden llegar a vivir un estilo de vida en donde las preocupaciones por la comida de cada día no le hagan emplear todas sus energías, pues están convencidos que luchando por la causa del Proyecto del Reino y su justicia, que implica la lucha por la construcción de una sociedad justa, podrán satisfacer el hambre más profunda, el hambre de la justicia, la sed de libertad,  y la construcción de relaciones de amor solidario.

 

Para la oración de las y los fieles:

 

  • ·         Para que las y los cristianos sepamos impulsar proyectos que ayuden a re-crear la esperanza en la construcción de un proyecto de vida alternativo para nuestras comunidades. Roguemos.
  • ·         Para que sepamos considerarnos como servidores y servidoras de un proyecto de vida digna para todos y todas. Roguemos.
  • ·         Para que la lucha diaria por conseguir mejores condiciones de vida no nos impida descubrir la necesidad de construir proyectos comunitarios y colectivos que colaboren en la construcción de una sociedad más equitativa y justa.

 

Oración final: Dios de bondad y de misericordia que nos invitas a reconstruir la esperanza aun en los momentos más difíciles; ayúdanos a mantener la capacidad de servicio y de lucha. Danos capacidad de resistencia y de creatividad para descubrir cuál es el aporte que debemos y podemos dar en nuestras comunidades, en nuestro país, en nuestra América Latina y el Caribe, para ir construyendo otras sociedades posibles. Amén.

 

                       

 

 

 

 

 

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: